MANO
Tunel del Carpo
Enfermedad de Kienbock
CODO
HOMBRO
Manguito Rotador
COLUMNA
Lumbago
CADERA y PELVIS
RODILLA
Meniscos
Ligamento Cruzado Anterior
TOBILLO y PIE
Hallux Valgus (Juanete)
Esguince de Tobillo
Fasceitis Plantar
Fractura Calcaneo
TUMORES
INFANTIL
Sinovitis Transitoria
Genu Valgo
MISCELANEOS
Cuidados del yeso
Fractura expuesta
Infiltraciones
Artritis Septica
NOTICIAS
SINOVITIS TRANSITORIA (Intro)
ROTURA MENISCOS (Intro)
TUNEL DEL CARPO (Intro)
GENU VALGO (Intro)
CUIDADOS DEL YESO (Intro)
ESGUINCE TOBILLO (Intro)

 
MISCELANEOS // Cuidados del yeso
 
El yeso tradicional y el yeso plastico son elementos de uso habitual en ortopedia y traumatologia. Es conveniente conocer acerca de su manejo ya que puede potencialmente provocar complicaciones.
 
CUIDADOS DEL YESO

YESO y YESO PLASTICO

                El yeso es un vendaje o férula rígida, cuyo objetivo es mantener inmóvil una zona del cuerpo durante un periodo de tiempo determinado, puede ser para tratar una fractura, para mantener la corrección de una cirugía o simplemente para aliviar el dolor. El yeso blanco es el que tiene más tiempo en el mercado, está compuesto por sulfatos de calcio y tela, los que al adicionar agua se hacen moldeables y generan una reacción exotérmica que libera calor (por eso al colocar un yeso este se calienta transitoriamente). También existen los llamados yesos plásticos, los cuales son formados por polímeros sintéticos. El yeso tradicional es más pesado que el yeso plástico y no se puede mojar, pero se sigue utilizando debido a que permite moldearlo de mejor manera y es más económico; por el contrario el yeso plástico es más caro pero es más resistente, más liviano y si se moja no se reblandece.

 

CUIDADOS DEL YESO

                El yeso es un elemento de uso médico, que potencialmente puede provocar graves complicaciones como ulceras, escaras, favorecer trombosis venosas y síndrome compartimental. Para disminuir el riesgo del uso de un yeso tenga en consideración las siguientes recomendaciones y no olvide de que en caso de dudas o molestias debe consultar a su médico o en un servicio de urgencia.

1.            Después de poner el yeso se debe dejar que se seque por completo, el proceso de fraguado demora 48 horas, por lo que durante este tiempo no es recomendable apoyarlo, se recomienda usar almohadas para evitar apoyar sobre superficies duras que podrían provocar hendiduras del yeso. Este tiempo se ve disminuido en los yesos plásticos a menos de una hora.

2.            Tras la colocación del yeso y mientras este en uso, se puede producir edema (hinchazón) de la extremidad, para evitar esto se debe mantener el yeso elevado y se deben realizar ejercicios activos como mover los dedos.

3.            El yeso no se debe mojar, pero esto no es sinónimo de mantenerse sin aseo. Usted puede envolver el yeso en bolsas especialmente diseñadas para esto antes de ingresar a la ducha, en caso de que esto no sea posible se puede hacer aseo diario con toallitas húmedas.

4.            Es normal que los pacientes con yeso sufran de prurito (picazon), si esto le sucede no introduzca por ningún motivo objetos dentro del yeso y evite utilizar talco, lociones o cremas (alguna gente los recomienda pero nosotros no). Una manera de aliviar el prurito es soplando aire fresco con un secador de pelos. En caso de que la situación sea intolerable, solicítele a su médico la posibilidad de utilizar algún medicamento como clorfenamina para controlar el prurito.

5.            Si la extremidad se hincha demasiado el yeso puede quedar apretado, provocando un aumento de presión que dificultara que la sangre circule adecuadamente, provocando lo que se conoce como síndrome compartimental. Para evitar esto se debe verificar periódicamente que haya una buena movilidad de dedos, que la sensibilidad de los dedos sea adecuada y que tengan una buena temperatura y color. En caso de presentar mucho dolor o que este vaya progresivamente en aumento, se debe buscar ayuda médica de manera inmediata para evaluar si se debe abrir o retirar el yeso, ya que el desarrollo de un síndrome compartimental mantenido puede provocar serias secuelas.

6.            En ciertas ocasiones los yesos se dejan cubriendo una herida, en estos casos es habitual que el drenaje de secreciones de la herida manchen el yeso durante los primeros dos días, pero si esta mancha aumenta es posible que estemos frente a un problema y sea conveniente consultar.

7.            En general no se producen problemas con la pintura de los yesos, pero eventualmente en pacientes alérgicos podría ser causa de problemas.

8.            Recuerde que el yeso lo tiene puesto por una enfermedad, no es este el momento de realizar juegos bruscos o actividades peligrosas, que pueden romper el yeso y agravar o provocar nuevas lesiones.

9.            Nunca retire el yeso usted mismo, esto debe ser hecho con indicación médica por personal entrenado y con los instrumentos adecuados.

Sra. Barbará Schulz Jimenez

Enfermera

Centro Salud Familiar Andes

info@traumatologia.cl

     
 
LA INFORMACION CONTENIDA EN ESTA PAGINA WEB ES SOLO REFERENCIAL, DE PRESENTAR ALGUN SINTOMA, ENFERMEDAD O DUDA,  SE RECOMIENDA CONSULTAR CON SU MEDICO HABITUAL O CON UN ESPECIALISTA EN TRAUMATOLOGIA Y ORTOPEDIA.

2014 Todos los Derechos de Desarrollo Reservados